martes, 16 de junio de 2015

Universos Paralelos

Me gana la fluidez y la falta de compromiso en los fonemas. Baila siempre el id en las melodías oscuras, las que no siguen reglas, las que con el futuro no pierden el tiempo. En aquella ocasión me senté a esperar y de pronto esa espera perdió banalidad. Caminé sobre lava, navegué en húmedas nubes y fui tierra fértil en bosques de instinto. Y en esas rutas la tentación fue alimento. Dulce ardor, ardor de cuerpo, de alma. Cómodo e ilusorio refugio que diste alas a quien soy en ese maravilloso mundo paralelo. Diluida, sin peso, sin estatura, hecha moléculas, adquirí formas que ansió mi sombra. Y entre universos paralelos un día construí la pared. Una pared de sueños inatrapables, desequilibrios, frenesí y autenticidad.

Ahora, eso que es pasado llega por momentos, donde el tiempo no es tiempo, es perenne sentimiento. Llega para atormentar seguridades y alborotar identidades con el simple despertar de alguna neurona suprimida, despistada y aislada. Entre teorías psicológicas, que si refuerzo, castigo, asocio, percibo, alcanzo síntesis. En este, mi propio y maravilloso país debo seguir jugando para nunca ganar, pero tampoco perder. Tramposo capitalismo de ilusiones y de amores. Y si hablamos de ganar, gana la conciencia, pierde el alma y mi cuerpo levita acercándose con regocijo a las cenizas. ¿Acaso esta inercia que a la vez es impulso, no es la propia inexistencia?


No me ofrezcas el purgatorio, congélame en el tiempo, en tu tiempo, y no vaciles. Hazlo con la seguridad de un Dios molesto y vengativo que acaba de perder su poder. Te confieso uno a uno mis pecados, mi perfecta imperfección, no para mendigar tu perdón, sino para que en tinta indeleble documentes cada transgresión. Condéname a la inexistencia en ese mundo paralelo donde bailan las risas y fornican las miradas. Que en este mundo reprimido nadie sepa del baile, las deliciosas cicatrices y la adictiva malignidad. Soy magma, soy lluvia, soy solo los vestigios.

2 comentarios:

-R. dijo...

No recuero haber leido algo tan fluido y tan dinámico. Esa habilidad tuya de combinar palabras para expresar estados de consciencia, de ser, de sentir, es tremenda! Pura arte. Me encanta tu estilo, siempre me ha gustado. Que los dioses bendigan ese intelecto y esas manos.

Que sigas escribiendo.

-R.M.
flowtimist.wordpress.com

Alicia dijo...

Gracias!